Los bailarines mas famosos... ¿los conoces?


¡Hablar de Danza es otro tema! ¡Pocos, muy pocos, pueden siquiera mencionar un bailarín o una bailarina! y eso es una realidad. La Danza es una Bella Arte, extremadamente difícil, es hablar de los brazos firmes pero relajados, del dichoso centro o del pie de base, de los giros, de lo difícil que resulta el mundo laboral para abrirse paso entre tanta competencia; es hablar de la rigidez de los profesores que muchas veces sus exigencias hacen desertar a prometedores bailarines o incluso hacer caer a bailarinas en bulimia con tal de estar en forma... es cumplir los sueños de madres frustradas que hubieran deseado ser bailarinas.

Alguna vez escuché que se deben compartir largas horas de ensayo y creación. Crear y sufrir ante la sequía de la creación que no llega, compartir un sándwich en medio de los ensayos, vivir los roces, las pasiones que se desean mostrar, las dudas...

Hablar de danza es hablar en imágenes, porque los bailarines se reconocen en ellas, hablan con pocas palabras y muchos sentidos, hablan la mayor parte del tiempo de Danza, pero siempre se termina hablando de ellos, de enfrentarse a uno mismo, porque bailar es ser uno mismo en todos los sentidos.

Hablar de los bailarines mas famosos es complicado por la diversidad de estilos y técnicas que existen, trataré de incluir, en esta ocasión de todos los géneros, a quienes a través del tiempo han marcado la historia de la danza y se, estimados lectores, que ustedes podrán nombrar muchos más, pero he aquí mi selección, que no lleva un orden específico, aunque comienzo con la presentación de un gran mexicano:


> Issac Hernández

Es un Bailarín tapatío que desde los 8 años tenía un sueño: ser el mejor bailarín de mundo. Ahora a sus 26 años se ha convertido en un dancestar, en otras palabras, ¡es un bailarín que tiene fama en los mejores escenarios del planeta!

A los 11 años ya hacía cosas que los bailarines comenzaban a trabajar a los 20. En palabras de Isaac: "Mi nivel técnico a los 11 era el de un bailarín profesional y en cierta forma eso me limitaba porque me sentía listo para bailar pero era demasiado joven y entonces lo mío fue más cuestión de esperar a tener la edad y la madurez para disfrutar de todos estos ballets”.


Con tan solo 16 años de edad, obtuvo la medalla de oro en la USA Internacional Ballet Competition de Jackson, Mississippi, un concurso considerado las olimpiadas de la danza.


A los 17 años obtuvo su primer contrato profesional con el American Ballet, hasta que fue invitado a tomar una clase con el San Francisco Ballet, y su director Helgi Thomasson, reconoció que estaba ante un joven con mucho futuro y no dudó en contratarlo. A sus 21 años fue el primer bailarín del San Francisco Ballet, una de las cinco más importantes compañías del mundo.


> Fred Astaire


Fue un bailarín de los Estados Unidos (1899-1987); fue un actor, cantante, coreógrafo, bailarín de teatro y cine, y presentador de televisión estadounidense. Su carrera teatral y su posterior carrera en el cine abarcó un total de ¡setenta y seis años!, durante los que rodó 31 películas musicales.


Está particularmente asociado con Ginger Rogers, con quien hizo diez películas que revolucionaron el género.


Balanchine (fue uno de los coreógrafos más destacados del ballet estadounidense y uno de los fundadores del estilo neoclásico) y Nureyev (fue un bailarín clásico nacido en la Unión Soviética, considerado por muchos críticos como uno de los mejores bailarines del siglo XX) le consideraron el mejor bailarín del siglo XX, y está generalmente reconocido como uno de los bailarines más influyentes en la historia de los musicales de cine y televisión. Fue nombrado la quinta "Mejor estrella masculina de todos los tiempos" por el American Film Institute.


>Anna Pávlova


Fue una famosa bailarina de ballet rusa de inicios del siglo XX (1881-1931)

En los primeros años de los Ballets Rusos trabajó brevemente con Serguéi Diáguilev (fundador de los Ballets Rusos) antes de fundar su propia compañía y presentarse por todo el mundo. En 1909 recorrió Europa con los ballets de Serguéi Diáguilev y dos años más tarde formó su propia compañía.

Unió sus aptitudes coreográficas y grandes dotes de actriz. Aportó muchas innovaciones creadoras. Sobresalió esencialmente en la interpretación de los ballets románticos.


En 1919, durante una gira por México, Pávlova fue una de las primeras bailarinas clásicas en ejecutar el Jarabe Tapatío, vestida con la indumentaria de china poblana.


Pávlova cambió para siempre el ideal de las bailarinas. En los años 1890, se esperaba de las bailarinas del Teatro Mariinski que fueran técnicamente fuertes, y esto significaba, normalmente, tener un cuerpo poderoso, musculoso y compacto. Pávlova era delgada, de apariencia delicada y etérea, perfecta para los papeles románticos como Giselle, pero su ejemplo y tenacidad volcaron la consistencia física de las bailarinas y hoy al extremo que dada la competencia y dureza del mundo del Ballet, muchas bailarinas lamentablemente caen en bulimia y/o anorexia, ¡para estar en forma!


Su número más famoso fue La muerte del cisne, coreografiado para ella por Michel Fokine (fue un revolucionario Maestro de ballet,coreógrafo y bailarín ruso), y música de «Le Cygne» del Carnaval de los animales (1887) del compositor francés, Camille Saint-Saëns. Otras interpretaciones en las que destacó fueron El lago de los cisnes, Giselle, Las Sílfides y Coppélia.


> Rudolf Nuréyev


Fue un bailarín ruso (1938-1993) y es considerado por muchos críticos como el mejor bailarín clásico del siglo XX.


Nuréyev no pudo comenzar sus estudios en una buena escuela de ballet hasta 1955, cuando fue enviado a la Academia Vagánova de Ballet, dependiente del Ballet Kírov en Leningrado. Al cabo de dos años ya era uno de los bailarines rusos más conocidos, en un país donde el ballet era venerado y donde se convertía a los bailarines en héroes nacionales.


Pese a su carácter impulsivo y temperamental, este ruso consiguió huir de la opresión de la Unión Soviética y triunfó por toda Europa en 1961: el principal bailarín del Kírov, Konstantín Serguéyev, sufrió un accidente y Nuréyev fue elegido para sustituirlo en París.


Su dramática deserción y su talento excepcional lo convirtieron en una estrella internacional. Esto le dio el poder de decidir dónde y con quién bailar.


Cuando el sida apareció en Francia alrededor de 1982, Nuréyev, al igual que muchos otros homosexuales franceses, ignoró la seriedad de la enfermedad y alrededor de 1990, su padecimiento era evidente, aceptó el hecho de que estaba muriendo. Ganó la admiración de muchos de sus detractores por su coraje durante este período, y continuó apareciendo públicamente a pesar de su empeoramiento físico. En su última aparición, en 1992 en el Palacio Garnier de París, Nuréyev recibió una emocionante ovación del público. El ministro francés de cultura, Jack Lang, le hizo entrega del mayor trofeo cultural de Francia, el de Caballero de la Orden de las Artes y Letras. Murió meses más tarde, a la edad de 54 años, en la ciudad de París.


> Michael Jackson


Fue un bailarín de los Estados Unidos (1958-2009). Con sus pasos de baile, Michael Jackson se convirtió en todo un icono de la cultura popular. Centrándonos en sus habilidades para la danza, es innegable que ha marcado estilo y es una referencia constante a la hora de ejecutar coreografías modernas.


Además fue un cantante, compositor, actor, productor, empresario y filántropo. Algunos lo identifican como el "Rey del Pop" .


Debido al éxito de su álbum Thriller (1982) que combinó coreografías que transformaron la manera de presentar un disco y a través de un vídeoclip inédito con duración de 13 minutos, su calidad como bailarín cambió la historia y así se convirtió en la mayor estrella de la música pop en ese momento.


Ha sido reconocido por sus actos de filantropía, ostentando el récord al artista que más dinero ha donado a obras benéficas, con cientos de millones de dólares donados a 39 instituciones de este tipo.


El 25 de junio de 2009, el cantante falleció por un paro cardiorrespiratorio. Más de dos mil millones de personas vieron su funeral en la televisión en vivo.


> Mijaíl Barýshnikov


Es un bailarín ruso (1948) y se le reconoce como el mejor bailarín de ballet del mundo. El crítico Clive Barnes una vez lo llamó el bailarín más perfecto que jamás haya visto.


Barýshnikov es único por su baja estatura, por lo que tuvo que trabajar arduamente para combatir su falta adecuación para papeles como Sigfrido, héroe de El lago de los cisnes, donde se esperaba ver un bailarín más alto.


Popularmente afirmó: «No importa lo alto que levantes la pierna. La técnica se basa en la transparencia, simplicidad y hacer un verdadero intento».


Su forma de bailar era reconocida como de «libro de texto» por su brillante técnica, separación emocional y uso de «bravura», que se define como un estilo masculino y atrevido. En 1990 deja el ballet por la danza moderna y funda White Oak Dance Project, compañía de giras de la que fue director artístico hasta 2002. En 2004 inauguró su Centro de las Artes en Nueva York.


> Antonio Gades


Fue un bailarín y coreógrafo español (1936-2004), reconocido como el mejor Bailaor de todos los tiempos.


Director durante tres años del Ballet Nacional Español, en 1981 formó una nueva compañía con la bailarina española Cristina Hoyos. Junto a ella participó como coreógrafo y bailarín en varias películas del director Carlos Saura: Bodas de sangre (1981), Carmen (1983) y El amor brujo (1986).


Con Pilar López estudió los bailes populares españoles, y se inició en la disciplina de la danza contemporánea y conoció la obra del poeta español Federico García Lorca, que tanto influiría en su trayectoria posterior. Aprendió la técnica del flamenco, al que trató de despojar de lo superficial para devolverle su genuina esencia. .


Gades mantuvo un estrecho vínculo con el medio cinematográfico. Actuó en varias películas, entre ellas Los tarantos (1963, de Francisco Rovira Beleta, junto a la mítica Carmen Amaya), Con el viento solano (1965, de Mario Camus, con la legendaria Imperio Argentina), y Bodas de sangre (1981, de Carlos Saura, con los bailarines Cristina Hoyos y Juan Antonio). En 1988 recibió el Premio Nacional de Danza.


> Olga Smirnova



Es una Bailarina rusa (1991) que nace para bailar ballet ganando el premio Benois como la mejor bailarina del mundo a sus 23 años de edad.


Los papeles predilectos de Olga Smirnova son los de heroínas trágicas. Críticos y especialistas señalan la profundidad de personajes representados y la asombrosa plasticidad y gracilidad de las interpretaciones de la joven bailarina rusa.


Sus papeles en La Bayadera de Ludwig Minkus, en La hija del Faraón de Pierre Lacotte o en Los Diamantes de George Balanchine (la tercera parte de Las Joyas) le han reportado fama mundial y el reconocimiento internacional.


Sorprendentemente a su corta edad es la actual solista del Ballet Bolsho, compañía que fue fundada en 1776 por el príncipe Piotr Urúsov y el empresario inglés Michael Maddox.


> Isadora Duncan


Fue una bailarina y coreógrafa estadounidense (1877-1927). En palabras de a Crítica de Arte Rosa María Elías, "sus movimientos definieron la danza moderna e incluso fue Maestra de grandes bailarinas, como Martha Graham. También inolvidable y de Triste fin... otra más. Ella era una ave en libertad, era dueña de los elementos, sabía recrear el viento, el fuego, la tierra y el agua, de enorme belleza y vida única".


Isadora era una niña solitaria y retraída que solía jugar en la playa mientras observaba el mar. Su fascinación por el movimiento de las olas sería el germen de su arte en los años posteriores. La niña Isadora imaginaba entonces movimientos de manos y pies que acompañaban a las olas de la bahía de San Francisco, y que serían el origen de su peculiar estilo en la Danza. La influencia del mar y sus juegos infantiles se recogen en su Autobiografía, publicada en 1927.


Durante su etapa en Londres, Isadora Duncan, siempre inquieta y autodidacta, pasa largas horas en el Museo Británico. Le fascinan las expresiones artísticas de la antigua Grecia, de las que toma formas, que serán luego características de su danza, tales como inclinar la cabeza hacia atrás como las bacantes.Es en esta época cuando comienza a consolidarse el estilo único de Isadora. Se trata de una danza muy alejada de los patrones clásicos conocidos hasta entonces, incorporando puestas en escena y movimientos que tenían más que ver con una visión filosófica de la vida ligada quizá al expresionismo (línea de pensamiento artístico incipiente por aquella época), y por tanto a una búsqueda de la esencia del arte que solo puede proceder del interior.


Como inicié mi artículo, queridos lectores, pocos bailarines son reconocidos y por tanto conocidos y para mi, es un mundo en donde admiro lo que significa la danza: el movimiento en el espacio que se realiza con una parte o todo el cuerpo del ejecutante, con cierto compás o ritmo como expresión de sentimientos individuales, o de símbolos de la cultura y la sociedad. En este sentido -y aquí lo importante- la danza también es una forma de comunicación, ya que se usa el lenguaje no verbal entre los seres humanos, donde el bailarín o bailarina expresa sentimientos y emociones a través de sus movimientos y gestos.


Me gustaría saber sus comentarios y pueden expresarlos al terminar este artículo en la sección correspondiente.


¡Hasta la Próxima!



.

Entradas recientes

© 2020 Dr. Ricardo Camacho  |  ALL RIGHTS RESERVED  |  Aviso de privacidad

  • w-facebook
  • YouTube Social  Icon
  • photo